El jardín de Monet

⌊english⌉

“Mi jardín es mi más bella obra de arte”

decía Claude Monet refiriéndose al jardín de su casa en Giverny (Francia) y en verdad no se equivocaba. El pintor francés vivió aquí de 1883 hasta su muerte en 1926. Allí concibió un jardín colorido que fue la fuente de la mayor parte de sus inspiraciones. Gracias a la Fondation Claude Monet, que se ocupa de mantener en buen estado la casa y los jardines, es aún posible adentrarse en la atmósfera impresionista del artista.

La mejor época para hacerlo es sin duda la primavera. Hace ya dos años que visite este lugar pero podría regresar una infinidad de veces más. Si al igual que yo ustedes aman la naturaleza, las flores y el arte, yo les recomiendo que si tienen un día de sobra al visitar París, se den una escapada a este mágico lugar. Para llegar aquí existen tours o pueden checar la página de los jardines que tiene toda la información necesaria. DSC_0680DSC_0593

Al entrar a la casa se puede hacer un rápido recorrido de las habitaciones donde cuelgan varios cuadros de Monet. Después, el visitante es invitado a perderse entre cientos de flores, plantas y colores diferentes.

Fascinado por el juego de las luces y su reflejo en el agua, Monet, también creó en 1893 su famoso jardín d’eau (jardín de agua). Es este jardín y este puente que podemos ver en muchas de sus obras tardías, como por ejemplo el famoso ciclo de las Nymphéas (obra monumental que seguramente recuerdan haber visto en la película Midnight in Paris) expuesto en el Musée de l’Orangerie de París.
DSC_0621DSC_0653

Al terminar la visita pueden dirigirse al centro de Giverny donde hay muchos pequeños cafés y boutiques, aquí se pueden comprar cuadros inspirados del lugar o simplemente tomar un té o café en la tranquilidad del lugar.

DSC_0724DSC_0722 DSC_0736

Espero que les haya gustado este pequeño post y si les interesa tengo muchos otros jardines muy bonitos que recomendarles en los alrededores de París.