Paraíso finlandés

Moi!—Hola en finés— Hoy les quiero compartir una de mis destinaciones favoritas: Finlandia. He visitado dos veces Helsinki en estos dos últimos años y es inaceptable que aún no les haya compartido nada sobre uno de mis países favoritos, así que llego la hora de hacerlo.

Mi primer visita a Finlandia en 2014 fue para saludar a una vieja amiga finlandesa de la preparatoria que no veía desde hacía ya años. En mi mente Finlandia era un destino perdido y realmente no esperaba nada espectacular.  Para mi sorpresa al llegar a Helsinki quede enamorada de este país, imaginen hasta que punto que ahora estoy aprendiendo finés! (si lo se estoy algo loca je je). Tengo muchas fotos y lugares hermosos de Finlandia pero en este post me enfocaré en Helsinki y Espoo.

En mi opinión, el mejor momento para viajar por primera vez a Finlandia es entre mayo y julio. En esta época el ambiente es muy vivo ya que la primavera y el verano son muy agradables, con muy buen clima y temperaturas por arriba de los 20° la mayor parte del día.

¿Dónde queda Helsinki? 

Helsinki, la capital finlandesa se encuentra en el archipiélago de Helsinki en el sur de Finlandia y cuenta con poco menos de 1,5 millones de habitantes. La ciudad tiene una talla muy razonable y está perfectamente conectada con otras zonas cercanas como Espoo. Por lo tanto, los bosques, playas y mas de 300 pequeñas islas son fácilmente accesibles gracias a buses o barcos.

La casa de mi amiga quedaba en Espoo y diario tomaba un bus que me llevaba directamente a la estación central de buses (Kamppi) en Helsinki. Este trayecto no me tomaba mas que 30 minutos y al menos 20 de ellos los pasaba viendo un hermoso paisaje como el de aquí abajo. De hecho ese lugar lo encontré en uno de mis trayectos a Helsinki. A lo lejos vi un lugar tan bonito que decidí hacer parada en la siguiente estación y caminar hasta ahí para explorarlo, resultado: una pequeña playa, rocas, una persona tomando el sol, un libro, una bici y mis ganas de quedarme a vivir ahí  por siempre!

DSC_0200

I wanna move to Finland !

DSC_0209

Y las casas a lo lejos se ven tan agradables y tan tranquilas que cuesta imaginar que a menos de 5km hay una ciudad llena de museos, cafés y tiendas.

DSC_0214

El centro de Helsinki es muy colorido y alegre y podemos ver los edificios más impresionantes de la ciudad, como la catedral, todo en poco tiempo.

Cathédrale

Helsinki

A tan sólo una calle están las avenidas más chic y a mi gusto más bonitas de la ciudad. En medio hay un hermoso parque con kioscos y actividades como conciertos y desfiles. Esplanadi conecta con Kauppatori (la plaza del mercado) y el puerto. 

DSC_0063

DSC_0068

En la plaza del mercado podemos encontrar muchos productos frescos y típicamente finlandeses.

Marché du Port

Además, desde el mercado se puede admirar la vista del mar desde el puerto o hasta tomar un ferry para ir a Estonia, Rusia o Suecia!

DSC_0074

Muy ingenioso poner un bar-café en un barco a las orillas del mar báltico!

DSC_0242

La primavera llega y es tan bella que ningún finlandés quiere quedarse dentro de casa. En estos meses el sol se esconde muy tarde como 11 o 12 pm y se levanta a las 3 am.

DSC_0024

Mis recomendaciones para una vista tranquila y agradable de Helsinki es visitar el centro comer algo en el mercado y explorar los tantos parques de la ciudad. Si buscan algo más divertido pueden visitar el parque de diversiones Linnanmäki (La Colina del Castillo) que esta dentro de la ciudad.

DSC_0006

Y si después de leer mi post, lo único que les queda es miedo de no entender nada, no se preocupen que la mayor parte de los finlandeses hablan perfectamente inglés.  Por último les dejo una palabra muy útil: Kiitos! Pueden decirla y usarla todo el tiempo para dar las gracias y seguro que lo apreciaran.

Näkemiin! —Hasta pronto—