Viaje a Marruecos

français

Hace ya algunos meses que realicé un rápido tour por Marruecos junto con otros cinco amigos mexicanos. Nos quedamos un día y medio en Marrakech, uno entre las montañas del Atlas y el desierto, dos en Rabat y uno en Casablanca. Estos cinco días fueron increíbles, aventureros y a veces un poco pesados pero sin duda alguna este ha sido uno de los mejores viajes que he hecho en toda mi vida. Así que comenzaré por el principio y les contaré sobre Marrakech.

Marrakech o también conocida como la Ciudad Roja, fue fundada en 1062 por Ibn Tasfin, quien fue el primer emir de la dinastía beréber de los almorávides. Hoy en día la ciudad es una de las más visitadas en todo Marruecos, siendo así un muy buen sitio para conocer gente de todo el mundo. Al tener tiempo limitado en nuestro viaje el primer día lo dedicamos a explorar rápidamente el centro de Marrakech, aquí les dejo algunas fotos de los lugares que se cruzaron en nuestro camino:

DSC_2163
 Una de las entradas a la medina (centro de la ciudad)
DSC_2279
Souk de tapes
DSC_2154
Mezquita Kutubía
DSC_2281
Tienda de especies
DSC_2246
Medersa Ben Youssef

Al día siguiente muy temprano por la mañana comenzamos con nuestro tour hacía al desierto. En nuestro grupo éramos alrededor de 10 personas, las cuales resultaron ser verdaderamente simpáticas. Para llegar al desierto teníamos que recorrer un camino de 6 horas pero el paisaje es espectacular, nunca imagine que encontraríamos nieve de camino al desierto. Sí, la hay, pues para llegar al desierto se deben cruzar las montañas del Atlas donde el clima es completamente distinto.

DSC_2329

DSC_2384

DSC_2700

En nuestro camino nos detuvimos en Aït-Ben-Haddou, un pequeño pueblo inscrito en el patrimonio mundial de la UNESCO. En este lugar se han grabado muchas películas y series de TV. Este fue uno de mis lugares favoritos, me sentía como en un pasaje de la Biblia haha aunque debo decir que el calor era mortal.

DSC_2425

DSC_2471

DSC_2453

Por la tarde llegamos a un pequeño pueblo donde nos subimos a unos dromedarios (el dolor de pompas es impresionante después de 3O min hehe) que nos llevaron a nuestro campamento en medio del desierto. Esa noche fue muy agradable pues pudimos ver claramente las estrellas y tuvimos una pequeña fogatada a la luz de la luna.

DSC_2669 (1)

IMG_1097

DSC_2648

Al dia siguiente regresamos hacía Marrakech, perdimos nuestro tren a Rabat por ir por malteadas con unos americanos que conocimos en el tour pero valió la pena porque fueron las mejores malteadas que he probado! Por la mañana, por fin nos dirigimos hacía la capital en tren y fueron aproximadamente 3 horas de camino. Esta ciudad costera es muy distinta a Marrakech porque es un poco menos turística, más grande y no tiene los mismos colores. Aquí estuvimos dos días y uno de ellos lo dediqué a comprar cosas en el mercado pues estaba mucho más barato que en todos los otros lugares en los que habíamos estado.

DSC_2899
Las estrechas calles de Rabat
DSC_2878
Kasbah des Oudaias
DSC_2985
Sitio arqueológico de Chellah

Desgraciadamente, una amiga y yo  no pudimos continuar con el viaje de nuestros amigos en dirección al sur de España porque debíamos volver a clases. Así que nos dirigimos hacía Casablanca para tomar nuestro avión de regreso a París. Como teníamos un poco de tiempo de sobra decidimos  visitar la  Mezquita Hassan II.

DSC_3049

Definitivamente, Marruecos es un país muy bonito, diverso y barato que recomiendo visitar!