Dos días en Amsterdam

Amsterdam es una ciudad hermosa, divertida y cultural. Sin embargo, al ser una destinación turística es posible que la primera vez que la visitemos nos perdamos de mucho de lo que esta ciudad nos puede ofrecer culturalmente. Hace dos semanas decidÍ escapar de mi vida estudiantil parisina y el destino elegido fue Amsterdam.

Día 1:

1.  Zaanse Schans

Zaanse Schans es un pequeño pueblo que se encuentra a tan solo 20 minutos del centro de Amsterdam. Para llegar es muy sencillo y relativamente barato (ver mapa). Este pueblo es un tipo de atracción histórica al aire libre ya que los edificios que vemos no se encontraban originalmente ahí sino que en 1961 se decidió desplazar y reagrupar molinos, establos y casas  de siglos anteriores en un solo lugar.

DSC_1277 DSC_1292 DSC_1189

2. EYE Film Instituut Nederland

Creo que este es uno de mis museos favoritos en todo Amsterdam por varias razones. Una de ellas es que el museo no esta excesivamente lleno, lo cual hace que sea posible visitar tranquilamente las exposiciones temporales que organizan regularmente, además de funcionar también como cine. En cuanto al lugar en sí, tiene una vista de la ciudad que es simplemente espectacular desde el café-restaurante (el cual siempre esta vivo y lleno de amsterdameses).

DSC_1317DSC_1319

Día 2:

1. Canales y calles de Amsterdam 

Es imposible visitar Amsterdam y no estar tentado de perderse en las hermosas calles repletas de fietsen (bicicletas en neerlandés) holandesas.  Por la mañana decidí dejarme llevar por las calles y los canales de Amsterdam en la búsqueda de tiendas y pequeños museos interesantes.

DSC_1435

DSC_1372

2. Museum Het Rembrandthuis  

El museo de la casa de Rembrandt fue creado en la que alguna vez fue la casa y taller de Rembrandt. En su interior alberga una colección importante de obras de Rembrandt y su escuela. Algo muy bueno de est museo es que la entrada incluye una audioguía y talleres gratuitos donde te explican, por ejemplo, la manera en que Rembrandt mezclaba sus pigmentos. Además las salas están ambientadas como si fuera, las habitaciones de la casa de Rembrandt en del siglo XVII.

DSC_1391

DSC_1389

Decidí poner solo aquello que me pareció lo mejor por hacer en estos días para no hacer un post tan largo. Sin embargo, en dos días me dio tiempo de vistar un poco más de lugares (tiendas, pequeños museos, restaurantes) que descubrí al rondar las calles. Así que si tengo un consejo a dar es: despiértate temprano y piéderte en las calles de Amsterdam, sin duda alguna ellas te lleven a algún lugar interesante.